video

LA VIDA ES SUEÑO

Cuentan de un sabio que un día
tan pobre y mísero estaba,
que sólo se sustentaba
de unas hierbas que cogía.
¿Habrá otro, entre sí decía,
más pobre y triste que yo?;
y cuando el rostro volvió
halló la respuesta, viendo
que otro sabio iba cogiendo
las hierbas que él arrojó.

Quejoso de mi fortuna
yo en este mundo vivía,
y cuando entre mí decía:
¿habrá otra persona alguna
de suerte más importuna?
Piadoso me has respondido.
Pues, volviendo a mi sentido,
hallo que las penas mías,
para hacerlas tú alegrías,
las hubieras recogido.

video

PALABRA DE EPICURO

“Comamos y bebamos, pues mañana moriremos”

“¿Dioses? Puede que los haya. Ni lo afirmo ni lo niego, porque no lo sé y no tengo modo de saberlo. Pero sí sé, porque me lo enseña la experiencia diaria, que si existen ni se ocupan ni se preocupan por nosotros”

“El placer es el principio y el fin de la vida feliz”

“La muerte es una quimera, pues, cuando yo estoy, no está ella; y cuando está ella, no estoy yo”

“Nada es suficiente para quien suficiente es poco”

“¿Quieres ser rico? No te afanes en aumentar tus bienes, sino en disminuir tu codicia”

“Debemos meditar sobre las cosas que nos reportan felicidad, porque si disfrutamos de ella, lo poseemos todo, y si nos falta, hacemos todo lo posible por obtenerla”

«El que no considera lo que tiene como la riqueza más grande, es desdichado, aunque sea dueño del mundo»

video

«Lo realmente importante acerca de la naturaleza del dinero es, que el dinero es una forma de comunicación. En su esencia, el dinero no tiene valor. El dinero representa una abstracción del valor; es un medio para comunicar valor. Es un lenguaje. Por lo tanto, el dinero es tan antiguo como el lenguaje, porque la habilidad de comunicar valor es tan antigua como el lenguaje y el propio dinero. A todas luces, el dinero tiene características que hacen de él una construcción lingüística. Es una forma de comunicación.»

Andreas M. Antonopoulos